jueves, 23 de abril de 2015

Protesta al Ministro de Sanidad - centros de referencia para VHL

Bueno, pues se cumplió la profecía... o las profecías:

1. Que Ana Mato no sería la última ministra de Sanidad a la que nos tendríamos que dirigir.
2. Que nombrarían centros de referencia sin contar con la opinión de los afectados.

A las asociaciones de las enfermedades que aún no tienen centros nombrados os decimos que toméis nota. Nosotros llevamos años escribiendo al Ministerio sobre este tema, e incluso nos han recibido en un par de ocasiones, y a la hora de la verdad no nos han hecho ni caso. Ni siquiera nos informaron de la decisión que habían tomado al respecto, pues nos lo encontramos publicado en la web del Ministerio, sin más. Copio a continuación la carta que se ha enviado desde nuestra asociación el pasado viernes.


Exmo. Sr. D. Alfonso Alonso Aranegui
Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
Paseo del Prado, 18
28014 - Madrid


                                                                                                                    8 de abril de 2015


Estimado señor ministro:

Recientemente se ha publicado en la página web del Ministerio de Sanidad el documento por el que se nombran centros de referencia para la enfermedad de von Hippel-Lindau (en adelante, “el documento”). Por el presente escrito queremos manifestarle nuestro profundo malestar y desacuerdo en la designación de centros de referencia (CSUR) para nuestra enfermedad. Suponemos que tras esta designación, cualquier paciente de cualquier punto de España que requiera una segunda opinión, sólo podrá ser derivado al centro de referencia nombrado por el Ministerio, en contra de los criterios que hemos manifestado desde la Alianza VHL, por nuestra experiencia desde que fundamos la asociación hace ya 14 años. No sólo no han tenido en cuenta nuestra opinión como asociación, sino que ni siquiera han tenido a bien comunicarnos oficialmente la decisión que habían tomado, previamente a su aprobación.

ANTECEDENTES:

Hace años que fuimos por primera vez a ese Ministerio para tratar el tema de los centros de referencia, y ya en el año 2008 presentamos una propuesta formal de especialistas, a la cual jamás hemos recibido respuesta.

Hace más de un año y medio que desde ese Ministerio nos llamaron para conocer nuestra opinión, en relación a la elaboración de un Mapa de recursos y centros excelentes en buenas prácticas en ER, y mantuvimos una entrevista con la señora Sonia García de San José, Subdirectora General de Calidad y Cohesión, a la cual le manifestamos una vez más nuestro parecer y experiencia, pero que finalmente no se ha reflejado en la actual decisión de designación de CSUR para nuestra enfermedad. Una vez más insistimos en dicha reunión que no se puede considerar de la misma manera y con los mismos criterios una enfermedad no quirúrgica que otra en la que la vida de la persona depende de la pericia de los cirujanos (neurocirujanos, cirujanos urológicos, otorrinos y cirujanos digestivos, como es VHL), siendo especialmente grave en el caso de la Neurocirugía, pues implica secuelas permanentes e incluso muerte, en manos inexpertas…como ya ha ocurrido en varias ocasiones.

Cuando hemos leído el documento en detalle, hemos comprendido que la decisión no podía consensuarse con nuestra asociación. Han colocado ustedes el listón demasiado bajo en cuanto a requisitos exigibles con el riesgo que esto entraña y con las posibles consecuencias para la salud de las personas y las posibles reclamaciones judiciales.

El primer error que vemos en el documento publicado es que han agrupado varias enfermedades para ser atendidas por un único centro, cuando ya de por sí la enfermedad de von Hippel-Lindau podría considerarse un conjunto de enfermedades diferentes:los tumores salen en distintos órganos - que no pertenecen ni siquiera al mismo aparato o sistema orgánico-, son también diferentes anatomopatológicamente, y casi todos son raros (dentro de la rareza de la enfermedad).

Aun siendo el hospital español con los mejores resultados en Neurocirugía de los hemangioblastomas del Sistema Nervioso Central (y siendo las complicaciones de estas cirugías causa princeps de mortalidad en la enfermedad), no han considerado necesario nombrar a la Fundación Jiménez Díaz como centro de referencia para Neurocirugía, a pesar de que llevamos años pidiéndolo desde la asociación – suponemos que por ser un centro privado, aun cuando hay fórmulas para salvar este “inconveniente”.A cambio, han nombrado dos centros de Cataluña: el Hospital U. GermansTrias y Pujol - Instituto Catalán de Oncología (designado para adultos) y el Hospital de San Joan de Déu (para niños) de cuya experiencia quirúrgica no tenemos constancia.

Desde el punto de vista médico, tradicionalmente en Medicina se han agrupado bajo la denominación de "facomatosis" varias enfermedades que lo único que tienen en común es que son oncológicas y familiares. Señor ministro, que un CSUR tenga 30 pacientes de un totus revolutum (facomatosis), no significa que allí conozcan la enfermedad de von Hippel-Lindau, pues con los criterios aprobados por ese Ministerio, con que haya 1 caso de VHL, si hay 50 de las otras enfermedades, ya han considerado ustedes que el centro tiene experiencia para llevar mi caso y operarme, aunque no la tengan en MI enfermedad.

En el documento del Ministerio se afirma que la incidencia de la enfermedad VHL es de 1/100.000 "según Orphanet". Ese dato es erróneo. En la mayoría de las publicaciones médicas se indica que la incidencia es de 1/36.000 nacidos, e incluso 1/32.000. Orphanet no tiene correcto ni esto ni los centros "de referencia" de VHL, pues tienen publicada una relación sorprendentemente larga y engañosa de centros ¡en España!. Les animamos una vez más a que consulten con las asociaciones de pacientes si quieren datos de calidad. 

Entrando a analizar el documento en sí, en él se establecen como requisitos: 

Sobre Experiencia del CSUR:

-        30 pacientes nuevos diagnosticados con síndromes neurocutáneos genéticos (facomatosis) atendidos en el año de media en los 3 últimos años. De estos, al menos el 30% han de ser ≤14 años. Teniendo en cuenta que la neurofibromatosis tipo I es con mucho la más frecuente (25 por cada 100.000 habitantes), para mí, que tengo la enfermedad de von Hippel-Lindau, es suficiente con que mi médico experto vea 30 pacientes de neurofibromatosis I al año - fácil - , y entonces ya es considerado experto en mi enfermedad. Comprenderá usted que consideremos esto cuanto menos sorprendente y engañoso.

-        60 pacientes en seguimiento con síndromes neurocutáneos genéticos (facomatosis) atendidos en el año de media en los 3 últimos años. De estos, al menos el 20% han de ser ≤14 años. Decimos lo mismo que en el caso anterior.

-        5 intervenciones de tumores complejos del SNC (schwannomas, neurofibromas, hemangioblastomas y esclerosis tuberosa) en el año de media en los 3 últimos años, en el centro. ¿Consideran realmente suficiente sólo 5 tumores complejos del SNC al año? Como si la técnica quirúrgica y la experiencia para determinados tumores no tuviese la más mínima importancia. Por experiencia le informamos que esto es la condena a muerte o a secuelas permanentes para nuestros VHL con tumores de tronco cerebral o de localizaciones menos frecuentes. 

Específicamente para VHL:

-        Servicio/Unidad de oftalmología, con experiencia en la atención de pacientes con síndromes neurocutáneos genéticos (facomatosis), destacando el manejo del hemangioblastoma retiniano (4 procedimientos/año de media en los 3 últimos años)(...).  ¿Realmente creen ustedes que con 4 procedimientos al año es suficiente? nuestra gente se queda ciega, y hay muy pocos oftalmólogos que consiguen mantener la vista en el caso de tumores localizados cerca del nervio óptico, ¿realmente creen que 4 al año es suficiente? Nuestra asociación no puede apoyar esto, y advertimos del riesgo que se está generando con esta decisión.

En cuanto a otros Servicios de especialidades médicas del hospital, lo que se les exige es que tengan "experiencia en la atención de pacientes con síndromes neurocutáneos genéticos (facomatosis)", así, en genérico. Por eso creemos que han dejado bajo el listón... ¿cómo definen "EXPERIENCIA"?

De igual modo, la forma de afrontar una neurocirugía en una enfermedad y otra no tiene nada que ver. Los pacientes con la enfermedad de von Hippel-Lindau van a pasar muchas veces por el quirófano a lo largo de su vida (muchas es... 10-12 veces). La mayoría de los pacientes operados en grandes hospitales con servicio de neurocirugía, no han sido intervenidos por el mismo neurocirujano, quien no suele saber que ese paciente va a volver una y otra vez con nuevos tumores, y saber esto es fundamental para preparar el acceso quirúrgico y así facilitar las futuras intervenciones. ¿Es que porque un centro opere 7 pacientes al año, cada uno por un médico, es ya excelente?.

Por contrapeso, el Ministerio no ha actuado de la misma manera con otros tumores, a los que precisamente por ser extremadamente raros no ha agrupado en el mismo saco (o en el mismo centro hospitalario) con otros. Estos tumores son (datos consultados en la misma página web donde han publicado los requisitos para todas las patologías que requieren superespecialización, es decir, designación de CSUR):

·         Retinoblastoma. Incidencia de 1 de 15.000 nacidos vivos. Piden una experiencia de 6 pacientes nuevos al año (siguiendo la misma proporcionalidad, un centro que opere hemangioblastomas debería tener unos 12 casos al año).
·         Melanoma uveal. Incidencia de 4 por cada millón de habitantes y año. Para que sea considerado de referencia, se exige que vea 25 pacientes al año. Comparable a exigir 175 hemangioblastomas, en nuestro caso. 
·         Neuroblastoma. Incidencia de 8-10 casos por millón de niños menores de 14 años. Se exige al menos 10 pacientes al año, específicamente de este tumor. Si calculamos la proporcionalidad con VHL, deberían exigir que atendieran al menos 28 VHL al año.
·         Sarcomas en la infancia. Incidencia de 18-20 casos por millón de niños y adolescentes al año. Se exige 10 pacientes nuevos ≤18 años con diagnóstico de sarcoma (excluidos los sarcomas orbitarios), revisados en el Comité de Tumores Pediátricos, y tratados en la Unidad en el año. Calculando de nuevo la proporcionalidad con los hemangioblastomas (que también son tumores raros), para una Unidad VHL deberían exigirle al menos 14 casos al año.

Queremos igualdad de trato. Queremos la misma consideración y cuidado que se han tomado ustedes para otros tumores raros. Estamos hablando de TUMORES RAROS, DENTRO DE UNA ENFERMEDAD RARA. Sabemos que los centros designados no reúnen la suficiente experiencia quirúrgica en todos los tumores de nuestra enfermedad, y esta falta de experiencia ha ocasionado ya fallecimientos en otros centros hospitalarios.

Entendemos que el Ministerio no pueda seguir únicamente las recomendaciones de una asociación, pero al menos debería haber buscado asesores o expertos con experiencia quirúrgica en la enfermedad, antes de nombrar un único centro para seguimiento y tratamiento de tumores de al menos seis especialidades médicas diferentes (hemangioblastomas del SNC, de retina, cáncer renal, tumor de saco endolinfático, tumores neuroendocrinos pancreáticos, feocromocitomas, cistoadenomas de epidídimo y ligamento ancho). Y sin embargo, para un tumor como el retinoblastoma, con una frecuencia poblacional el doble que la enfermedad de VHL, bien que han acotado ustedes los criterios.

Dada cuenta lo expuesto, entendemos que la decisión ministerial, ajena a la realidad de nuestra enfermedad y a la complejidad quirúrgica que su tratamiento comporta, menoscaba el derecho constitucional reconocido a todos los españoles en el artículo 43, que específicamente en el apartado 1. se reconoce el derecho a la protección de la salud; derecho, Sr. Ministro, que con su decisión entendemos cuanto menos menoscabado, por no decir, abiertamente, sacrificado.

Así mismo, queremos dejar constancia que conforme al artículo 106 del texto fundamental, los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos, y en ese tenor, entendemos que, al menos por lo que se refiere a nuestra enfermedad, la decisión de nombramiento de Centros de referencia (CSUR), que con esta atenta les reprochamos, en cuanto a los criterios exigidos y la falta de consideración de nuestras propuestas, podría amparar  actuaciones legales en base al referido precepto, caso de darse lesiones o secuelas en pacientes derivados a los Centros decididos por el Ministerio.

A la vista de lo expuesto, interesamos:

Se revisen los requisitos para los CSUR designados para la enfermedad de von Hippel-Lindau, y se consideren - a la hora de designar CSUR basados en la experiencia - de forma independiente y como entidades diferenciadas los diferentes tumores que aparecen en la enfermedad, así como su abordaje quirúrgico, aunque esto implique nombrar centros expertos distintos para operar cada tipo de tumor.

Agradeciendo de antemano su respuesta, reciba un cordial saludo,

Jesusa Martínez Gómez
Presidenta de la Alianza VHL


Se remitirá copia de esta carta a los medios de comunicación para general conocimiento, así como a los representantes de las diferentes fuerzas políticas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de este blog están moderados. Eso significa que no aparecerán hasta que no hayan sido supervisados. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a terceras personas no serán publicados. Gracias por participar.